miércoles, 27 de abril de 2011

Bajan los alquileres

Cada vez hay más casas en alquiler. Muchos propietarios han cambiado el cartel “Se vende” por “Se alquila”, porque no quieren bajar más el precio de venta. Y muchos jóvenes y familias han tenido que optar por el alquiler al no poder pagar una hipoteca, por la crisis. El caso es que los alquileres llevan bajando desde 2008 y se espera que no suban hasta después de 2015. Con todo, la mayoría de los jóvenes siguen viviendo con sus padres y ni siquiera se van de alquiler, porque están en paro o con un empleo precario. España es el país europeo con menos alquileres, a pesar de las ayudas y deducciones. Nos va ser propietarios, aunque eso nos lleve a estar endeudados de por vida.
www.enriqueortega.net
Los alquileres han caído un 3,1 % en el primer trimestre de 2011, quedando en un precio medio de 7,80 euros/m2, según el informe de Fotocasa. Y en el último año, la bajada de los alquileres ha sido del 7,3%. Los alquileres están bajando sobre todo en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Aragón, aunque suben en Galicia, País Vasco y Asturias. Los alquileres más baratos se encuentran en Orense, Castellón, Lugo y  Extremadura (todos por debajo de los 5 euros/m2). Y los más caros en Bilbao, San Sebastián, Madrid, Barcelona, Vitoria, Baleares, Navarra y Gerona, entre 7,8 y 11,4 euros/m2.
Con marzo, son ya 37 meses de descensos ininterrumpidos de los alquileres en España. El precio máximo del alquiler se registró en mayo de 2007 (cuando había bofetadas por encontrar un piso en alquiler) y desde entonces han bajado un 23 %. Ahora hay donde elegir (más oferta y pisos de más calidad) y los alquileres están entre 100 y 200 euros más bajos que antes de la crisis. Y todavía se espera que bajen hasta el 2015, en torno al 5% anual, según APEI.
Bajan los alquileres porque hay más oferta, porque hay 600.000 pisos sin vender y muchos propietarios prefieren alquilarlos a venderlos con más descuento (ya han bajado un 20% y deberían bajar otro 20% más).También ha ayudado que los propietarios han perdido el miedo a alquilar, gracias a una normativa más ágil en los desahucios por impagos y a la ayuda de  seguros y agencias públicas de alquiler. Y también se ha reanimado la demanda: con la crisis, muchas familias han visto que no podían pagar una hipoteca (cada vez más caras y difíciles) y se han animado al alquiler, compartiendo piso en muchos casos.
El perfil del inquilino medio es un español mileurista, menos de 30 años, soltero y que trabaja en el sector servicios, según un informe. La mayoría de los inquilinos buscan el alquiler por Internet, cerca de su trabajo y están de media unos 2 años. Un tercio gana menos de 20.000 euros al año, casi la mitad tienen entre 26 y 35 años, la mayoría solteros (44%) y casados (31,5%) y dos de cada tres (65,5%) son españoles, tras haber bajado los emigrantes.
Un empujón al alquiler han sido las deducciones fiscales y ayudas a los jóvenes. El propietario se puede deducir el 60% de los alquileres que ingrese y si alquila a jóvenes (18-30 años), la deducción puede llegar al 100%.Para el inquilino, la deducción estatal en el IRPF es del 10,05%, con un máximo de 6.063 a 9.040 euros, según sus ingresos. Además, 12 autonomías tienen deducciones fiscales del 10 al 20 % sobre los alquileres que se pagan, sobre todo para inquilinos de menos de 35 años. Y luego está la renta de emancipación: 210 euros al mes durante 4 años que pueden recibir los jóvenes que pagan un alquiler (más un préstamo sin interés de 600 € para la fianza), si ingresan menos de 22.000 euros al año.
Se trata de ayudar a los jóvenes a emanciparse, pero no se van de casa ni con agua caliente: un 54,2% de los jóvenes entre 18 y 34 años sigue viviendo con sus padres en España, mientras en la UE son un 46%. El porcentaje ha aumentado con la crisis y son ya 5.850.000 jóvenes no emancipados, más de la mitad con menos de 25 años. Y entre los nacidos a finales de los años ochenta, más del 80% viven con sus padres.
La mayoría vive con sus padres porque no se puede marchar. Unos, porque están en paro (el paro juvenil es ya del 43,5%). Y otros, porque ganan poco (8 de cada 10 jóvenes empleados ganan menos de 1.500 euros al mes) y tienen un trabajo precario (37,4% jóvenes tienen contratos temporales). En consecuencia, los jóvenes ganan menos de la mitad de lo que necesitan para pagar una hipoteca (necesitarían ganar 2.267 €/mes) y muchos no pueden solos pagar el alquiler medio, que está en 639,48 € mes. Así que se quedan con los padres.
Con todo, el alquiler es la solución ideal para que un joven se emancipe, aunque la mayoría han aprendido de sus padres y prefieren ser propietarios, según las encuestas. Pero lo van a tener muy difícil, al menos en una década. Por eso hay que seguir promoviendo el alquiler, desde la promoción pública (el 40% de las nuevas VPO del Plan de Vivienda 2009-2012 son para alquiler) y con estímulos a los promotores privados. España es el país con menos alquileres de Europa: 17%, frente al 35% en la UE o el 47% en Alemania. Somos un país de propietarios y eso nos ha llevado a la crisis del ladrillo y a estar endeudados de por vida. Nuestros hijos deberían cambiar el chip y alquilar más, para endeudarse menos.

2 comentarios:

  1. En principio no me parece mal que bajen los precios de los alquileres, creo que la opción de alquilar es mejor que la de contratar una hipoteca aunque el problema que veo es que con la crisis inmobiliaria que hay ahora y la gran cantidad de viviendas que tienen en propiedad los bancos hace más difícil la recuperación porque los bancos tendrán menos beneficios.

    Estoy a favor de las medidas que han tomado para promover los alquileres porque como dice al final las hipotecas han causado la crisis y deberíamos plantearnos más la opción de alquilar, como el resto de Europa. Además creo que es una de las mejores formas para que los jóvenes se puedan emancipar ya que aunque no puedan contratar una hipoteca quizás con las ayudas o compartiendo piso si que puedan salir de casa de sus padres si siguen bajando los alquileres, así que esto es una ventaja más.
    Las hipotecas están sobre valoradas, si no sabes lo que va a pasar de aquí a unos años aunque los alquileres se consideren “una pérdida de dinero” el hecho de tener una hipoteca para que los hijos la hereden no es algo que me parezca muy buena idea, quizás después de unos años les suponga una carga porque tengan que seguir pagando la hipoteca o tengan que venderla porque no quieren vivir allí.

    Me ha sorprendido bastante el comentario en general porque aunque la oferta de alquileres haya aumentado no creía que hubiesen bajado tanto, pero la verdad es que siguen siendo precios inaccesibles para la mayoría, por tanto creo que deberían seguir poniendo medidas para fomentar el alquiler, que bajen los precios y sobretodo que los jóvenes salgan beneficiados.

    Alejandra Samitier Tainta, I.E.S. J.Zurita (1011B1D18)

    ResponderEliminar
  2. Cuando paseamos por la calle podemos ver portal sí, portal también, con carteles pegados informando que se vende o alquila una casa. No hace mucho tiempo vi en una farola un anuncio que decía: “te regalo mi casa, me liberas del préstamo hipotecario, lo continuas pagando tú y la casa es tuya”. Con esto quiero hacer referencia a la situación de desesperación que se está viviendo hoy en día a la hora de no llegar a poder pagar la hipoteca y las distintas maneras de intentar deshacerse de ella. En Zaragoza, hoy informaban de que iban a comenzar las obras de Arco Sur, malas fecha teniendo en cuenta que estamos llenos de carteles de venta y alquiler de viviendas, además muchos de los que tenían pensado comprar piso, los bancos y cajas de ahorro, les han denegado los préstamos porque como han perdido el trabajo no podrán hacer frente a la hipoteca; también los bancos están denegando muchos préstamos hipotecarios porque están llenos de viviendas que han tenido que embargar por falta de pago, estos pisos los están intentando sacar a la venta o alquilar porque para ellos también supone un gasto. Al haber tanta oferta los precios están muy bajos, pero aún así las viviendas están desocupadas. Se tienen que fomentar los alquileres y dar facilidades a todos aquellos que no tienen vivienda y no pueden comprarla, para que la alquilen.
    Ahora están volviendo los hijos a vivir a casa de los padres porque al quedarse sin trabajo no pueden hacer frente al pago de la hipoteca o del alquiler, incluso hay algunos que todavía continúan viviendo con los padres a pesar de tener más de 30 años.
    Si queremos cambiar esta situación y conseguir que los jóvenes nos podamos emancipar de nuestros padres y tener un margen de libertad, tendremos que vivir en alquiler dejando atrás nuestra “tradición” de propietarios y empezar a compartir piso con compañeros y amigos como en las épocas de estudiante.
    Las comunidades como Aragón están ayudando y mejorando la comunicación y el proceso de alquiler entre propietarios y arrendatarios; de esta manera los propietarios pierden el miedo a alquilar ya que se les garantiza el pago del alquiler y se les asegura que no se encontrarán con ningún destrozo u ocupa en el piso y en cuanto a los jóvenes se les facilitan unas listas de precios de alquileres, lugares donde están ubicados, y otras ayudas o características que les puedan ayudar a la hora de encontrar un alquiler a su medida. El que exista un organismo que sea intermediario entre inquilinos y propietarios da más seguridad para ambos, ya que los arrendadores prefieren recibir menos de alquiler pero tener el piso en buenas manos.
    Y como bien dice el artículo, empezar a mirar más por nosotros los jóvenes para evitar endeudarnos pudiendo optar por otras alternativas que hoy en día están empezando a salir adelante gracias a las ayudas que reciben y que, por supuesto, deben de seguir obteniendo, que a la hora de progresar nunca es mucho.
    Mónica Garcés Palacios, IES Jerónimo Zurita 1011B1D08

    ResponderEliminar