miércoles, 16 de febrero de 2011

Reforma del INEM: desempleados, no parados

Uno de cada cinco españoles en edad de trabajar está parado. Un drama individual y colectivo que no se podrá empezar a arreglar hasta que la economía no crezca, a partir de 2012. Pero mientras, algo habrá que hacer. Por un lado, ayudarles a formarse y a buscar trabajo, ya que hacer cola en el INEM actual y sellar les vale ahora para poco. Por otro, habrá que ayudar a los que no cobran el paro, 1.700.000 españoles actualmente. El Gobierno, sindicatos y patronal han pactado una reforma de las políticas de empleo, para asesorar y ayudar a los parados a formarse y buscar trabajo. Y vuelven los 400 euros para los parados sin ingresos.
Cada mes hay menos parados que cobran el desempleo, porque aunque el paro crece, son más a los que se les acaban los dos años de paro. A finales de 2010 había 1.389.491 parados cobrando el paro que habían cotizado (845 euros de media), unos 300.000 menos que a principios de año. Y 1.457.539 parados más que cobraban un paro asistencial (486 euros de media), porque o no han cotizado suficiente o se les ha acabado el paro y tienen cargas familiares, un colectivo que crece mes a mes. Y luego están los que no cobran nada, más de 1.700.000 parados según la EPA. Para paliar algo su situación, el Gobierno ha vuelto a poner la ayuda de los 400 euros mensuales (antes era 426), que pueden pedir desde el 16 de febrero, por 6 meses, los parados sin casi  ingresos (menos de 642 euros), con la obligación de hacer cursos de formación. Beneficiará a 192.000 parados , pero no podrán recibirla los que ya cobraron los 426 euros (800.000 parados).

Al final, pagar (poco) a tres de cada cuatro parados registrados va a costar este año unos 30.000 millones de euros, menos dinero que en 2010 (-1,7%), a pesar de aumentar el paro. Otros 8.000 se van a destinar a ayudar a los parados a encontrar trabajo, lo que se llaman políticas activas de empleo. Un dinero escaso, porcentualmente la mitad del que destina la Unión Europea. Además, para formación de parados sólo habrá 1.050 millones, una cifra que apenas ha variado en los últimos cuatro años, a pesar de que los parados se han duplicado.
La verdad es que los cursos del INEM (ahora Servicios Públicos de Empleo, SPE) tienen poco éxito: sólo los siguen 865.200, uno de cada cinco parados registrados. Y los hacen sobre todo los jóvenes, con lo que están sirviendo más para cubrir el fracaso escolar y formar lo que no han hecho las aulas. Los expertos dicen que el catálogo de cursos es obsoleto, que son demasiado largos (62% duran más de 200 horas) y tienen poco que ver con la formación que necesitan las empresas. Además, más de la mitad de los parados tiene poca formación (2,6 millones no tienen estudios secundarios ni superiores) y son los que menos hacen cursos.
Ahora, se quiere cambiar el sistema de los SPE, con el objetivo de ayudar a los parados a reciclarse. Y si no, no cobrarán la ayuda por desempleo. La idea es que cada parado tenga una persona que lo tutele y le marque un itinerario para volver a trabajar, con formación adaptada a su perfil. Suena bien, pero hacen falta medios y presupuesto, ya que en España hay un funcionario del INEM (SPE) por cada 190 parados, mientras en Europa hay el triple (1 por 59). Se van a contratar 1.500 orientadores, que se sumarán a otros 1.500 contratados hace dos años. Y van a colaborar las agencias privadas de colocación, las ETTs.
El objetivo es conseguir que los SPE sean de verdad agencias de colocación de los parados y no la oficina de sellar el paro, ya que ahora sólo colocan a un 3 % de los parados. Para ello, se va a hacer un Plan estatal, coordinando mejor la actuación de las autonomías, que gestionan las políticas activas de empleo. De entrada, se va a centrar en los parados sin prestación, jóvenes, mayores de 45 años y los que vienen de la construcción. Y para 2013 se quiere que cada parado tenga un itinerario individual de reciclaje para encontrar empleo.
Ojalá salga bien. Claro que además de tutela y formación, los parados necesitan que haya trabajo. Y de momento, este año se creará poco empleo y subirá el paro a 4,8 millones, según las previsiones de la patronal CEOE y del BBVA. Pero algo hay que hacer con ellos. Pueden estar sin trabajo, pero no parados.

3 comentarios:

  1. Es un dato muy desesperante que 1 de cada 5 españoles en edad de trabajar esté sin empleo; pero debemos ser conscientes de que estamos en tiempos de crisis, y las cosas fáciles no van a ser.
    Lo triste y desesperante es que los ciudadanos sin empleo estén parados, es decir, sin hacer "nada". Si con un capital humano determinado estamos sin empleo y la situación no cambia, hay que pensar que tenemos que hacer que "algo" cambie, y ese "algo" debe ser renovar nuestra formación.
    Para ello, el gobierno ha puesto una nueva reforma que consiste en dar 400 euros a los parados sin ingresos con el objetivo de que estos sean empleados en su reciclado del capital humano, pero sinceramente y a nivel personal, no creo que todos los casos sean empleados para eso.
    Además, el INEM pone a disposición de todos cursos que a mi parecer son interesantes pero que no, realmente no ofrecen aptitudes necesitadas por las empresas, pero que realmente pueden abrirnos puertas hacia caminos que jamás nos hubiéramos planteado tomar.
    Respecto a la propuesta de asignar una persona para que tutele y marque la formación del interesado, realmente es una buena iniciativa que además de ayudar a los desempleados, crearía empleo en el país.
    Para ello haría falta comenzar con un presupuesto del que tal vez no se disponga, pero sobre todo, lo principal sería que los desemprleados ofrecieran una buena disposición a hacer lo que haga falta para lograr empleo.

    Lorenaiesjeronimozurita1011B1D07

    ResponderEliminar
  2. El tema habla sobre el crecimiento del paro en los últimos años. El INEM intenta preparar a la gente en distintas ramas para que tengan mas opciones para encontrar un puesto de trabajo adecuado para sus aptitudes.Para ello la gente se tiene que comprometer para realizar esos cursos que no se dan cuenta que cuestan dinero y ademas les pueden ayudar a salir del paro y asi tambien a salir de la crisis.
    Y sobre todo controlar quien cobra el paro porque mucha gente lo cobra siendo que a la vez estan trabajando y no dices nada para cobrar dos "sueldos" con lo cual estan estafando al Estado y al resto de las personas que realmente estan paradas
    Sara Montañés IES Jeronimo Zurita 1011B1D16

    ResponderEliminar
  3. Pienso como dice Lorena que lo que se debería hacer desde el gobierno es subvencionar cursos, máster, etc. para ampliar el capital humano de los parados, pero para determinados cursos por ejemplo un máster no sirve prácticamente de nada la ayuda de 400€, antes la gente pedía créditos para pagarlo a plazos pero ahora dada la situación actual los bancos no dan ni créditos a las PYMES, ni a jóvenes con empleo para una hipoteca... O sea que a una persona que está en situación de desempleo aún menos.
    Además de todo esto también nos encontramos con la gente que trabaja X meses, cobra el paro, vuelve al trabajo… Sin darse cuenta que si nadie hiciera esta trampa igual no haría falta bajar las pensiones, o los sueldos de los funcionarios etc.
    De todo esto yo saco un par de conclusiones que son: Nunca vamos a parar de formarnos y que nunca es malo ahorrar ya que si nos quedamos sin trabajo no creo que podamos aguantar todos los gastos que tengamos que por cierto cada vez son más caros (agua, luz, hipoteca o alquiler, comida) (incluida la parte no subvencionada de la formación) con el paro y la ayuda del INAEM para formarnos.
    Guillermoiesjeronimozurita1011B1E13.

    ResponderEliminar