miércoles, 2 de marzo de 2011

Innovación: España, en la cola de Europa

La crisis ha frenado drásticamente el gasto en innovación y tecnología de España, con tres años consecutivos de menos presupuesto en I+D+i. Con ello, nos hemos estancado a la cola de la Unión Europea en innovación. Y lo peor es que el gasto tecnológico está cayendo sobre todo en las empresas, que ya invierten en tecnología menos que el Estado, al contrario que en la mayoría de los países. Y sobre todo, cae el gasto en innovación en las pymes. En resumen, no sembramos en innovación y así no podremos mejorar la productividad y la competitividad, no podemos recoger crecimiento y empleo estables. En vez de hablar sólo de salarios, es hora de tomar medidas para innovar en las empresas y en la economía.

España se ha colocado en el puesto 18 de 27 en el ranking europeo de innovación ,sólo por delante de Grecia, Malta y 7 países de la Europa del Este. Tenemos un índice de innovación de 0,395, muy por debajo de la media europea (0,517), la mitad que Alemania (0,696) y menos que Suecia,el líder (0,750). Y España destina el 1,38% de la riqueza (PIB) a invertir en I+D+i, frente a un 2,01 % de media de la Unión Europea en 2009 (Y un 2,5% en Alemania) . Un nivel bajo si se tiene en cuenta que el objetivo de la Agenda europea de Lisboa era gastar en innovación y tecnología un 3% en 2010, objetivo que ya ronda Estados Unidos y que la Unión Europea ha dejado para tratar de cumplirlo en 2020.

España lleva haciendo un cierto esfuerzo en innovación desde principios de los años 90, pero la crisis ha obligado a recortar presupuestos tres años seguidos, desde el 2009 hasta el 2011, año en que el Presupuesto en I+D+i cae un 7%, quedando en 7.518 millones de euros. En 2009, último año con datos del INE, la inversión en innovación y tecnología cayó por primera vez en 15 años, debido sobre todo al pinchazo en la inversión en I+D+i de las empresas, que cayó un 3,6 %. Pero lo peor es que en las pymes, el 99% del tejido empresarial, cayó un 12%.Y con este ajuste, las empresas ya invierten en tecnología menos que el sector público, al contrario que en otros países desarrollados, donde las empresas gastan 2 de cada 3 euros en innovación (68% en Alemania y 43% en España).

Aquí está la clave del problema: no es sólo que España gaste menos en innovación (que lo es), sino que nuestras empresas dedican menos dinero a innovar y además, no aprovechan bien los recursos públicos : de cada 100 empresas, 34 desaprovechan las ayudas a la innovación, según un estudio de Alma Consulting. Además, hay mucha desigualdad entre regiones, ya que sólo Navarra, Madrid y País Vasco invierten en innovación por encima de la media europea. Curiosamente, son las comunidades con menos paro.

La innovación se ha incluido como un capítulo en el reciente pacto social, como una cobertura más al recorte de las pensiones. Pero sobran declaraciones grandilocuentes a favor de la innovación. Hacen falta medidas y más presupuesto. Y hace falta movilizar a las empresas, desde las patronales, para hacer una apuesta por la reconversión tecnológica, aprovechando los últimos recursos europeos.Hay que incorporar las nuevas tecnologías al día a día de las empresas, desde que tengan una Web al comercio electrónico o la innovación en los procesos de fabricación y distribución. Hay que simplificar el catálogo de ayudas, haciéndolas más sencillas y transparentes.Hay que implicar a las empresas españolas en proyectos europeos de innovación (ahora sólo lideran el 11 %). Hay que movilizar financiación y capital riesgo para que la innovación tenga recursos. Y, sobre todo, hay que apostar por la educación, invirtiendo en capital humano, reduciendo el fracaso escolar (32 % dejan la Secundaria) y favoreciendo las carreras técnicas (sólo el 25% de los universitarios).

Este sí es un pacto pendiente: el Pacto por la innovación, para que la tecnología mejore la productividad y la eficacia de las empresas y la economía.No sólo hay que hablar de salarios : hablemos de dar un salto tecnológico, de sembrar el empleo estable.¿Queremos ser como Alemania?. Vale, pues sepamos que ellos gastan el doble que España en innovación: 872 dólares por habitante, frente a 401 dólares en España, según el Informe COTEC 2010. Y a pesar de la crisis, han aumentado su gasto en I+D+i en 2011, lo mismo que Francia o Reino Unido. Copiemos también eso de Europa.

8 comentarios:

  1. No es un secreto que España nunca ha estado en los primeros puestos de los países que más invierten de Europa, de hecho, es verdad que eso es una asignatura pendiente para nuestro país y que al parecer nos cuesta mucho aprobar.
    España siempre ha sido mucho más desconfiada en ese aspecto, más “cobarde”. Desde siempre, nuestras empresas han preferido seguir trabajando con lo que ya tenían confiando más en los países extranjeros, antes que arriesgarse a buscar nuevos objetivos o nuevos retos valiéndose más por sí mismas. En cuanto oyen hablar de la palabra “innovación”, en seguida lo relacionan con otra palabra a la que temen:”pérdidas”.
    No se ponen a pensar en que innovar puede ser (y es) una inversión de futuro asegurada, no una pérdida. Tienen que comprender que los años van pasando y las necesidades de los ciudadanos también, así que no podemos quedarnos estancados mirando como los demás países salen de la crisis mientras nosotros perdemos el tiempo quejándonos de los millones de parados que tenemos o echando la culpa a otros por no haber actuado antes.
    Las pequeñas y medianas empresas españolas deben aprender a ser más ambiciosas y a trabajar buscando nuevas posibilidades y nuevos mercados de trabajo; deben aprender a innovar y a trabajar para el futuro, porque aunque ahora parezca que no, lo hay.
    Además, las Comunidades Autónomas españolas deben fijarse en aquellas que menos están notando la crisis, como dice el artículo: Madrid, País Vasco y Navarra. Ellas son las que más invierten, y como consecuencia las que menos paro tienen. ¿No es esto suficiente para darnos cuenta de que la innovación no es una pérdida sino una inversión de futuro? Puede que cuando las empresas de nuestro país entiendan esto, España pueda conseguir algún día lo que está consiguiendo Alemania.

    Victoria Zueco Aranda.IES Jerónimo Zurita (1011B1D21)

    ResponderEliminar
  2. Investigación, desarrollo e innovación (habitualmente indicado por la expresión I+D+i o I+D+I) es un concepto de reciente aparición, en el contexto de los estudios de ciencia, tecnología y sociedad; como superación del anterior concepto de investigación y desarrollo (I+D).
    Mientras que el de desarrollo es un término proveniente del mundo de la economía, los de investigación e innovación provienen respectivamente del mundo de la epistemología y la tecnología, y su dinámica relación se encuentra en el contexto de la diferenciación entre ciencia pura y ciencia aplicada; cualquiera de ellos es de compleja definición. Esko Aho define provocativamente investigación como invertir dinero para obtener conocimiento, mientras que innovación sería invertir conocimiento para obtener dinero, lo que expresa muy bien el fenómeno de retroalimentación que se produce con una estrategia exitosa de I+D+i.
    En la aplicación política y legislativa del concepto I+D+i, se define investigación como la indagación original planificada que persiga descubrir nuevos conocimientos y una superior comprensión en el ámbito científico y tecnológico; desarrollo como la aplicación de los resultados de la investigación o de cualquier otro tipo de conocimiento científico para la fabricación de nuevos materiales o productos o para el diseño de nuevos procesos o sistemas de producción, así como para la mejora tecnológica sustancial de materiales, productos, procesos o sistemas preexistentes; e innovación tecnológica como la actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes. Se considerarán nuevos aquellos productos o procesos cuyas características o aplicaciones, desde el punto de vista tecnológico, difieran sustancialmente de las existentes con anterioridad

    Lafuente Subirón Daniel, IES Jerónimo Zurita (1011B1C17).

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo que para toda economía que se precie, es muy importante tener representación en el mercado mundial, que nos conozcan, que seamos una parte importante del gráfico de la economía mundial, y para que esto ocurra debemos ser más competitivos, más productivos, y con la tecnología más puntera en ese momento. Pero para que esto ocurra, tenemos que invertir en educación, en tecnología, en comunicación, experimentar nuevos campos, buscar otros clientes en una palabra MOVERNOS, porque si nos quedamos quietos y con los brazos cruzados, nadie va a venir a buscarnos. Las empresas que han demostrado ser más competitivas, como en el ejemplo Madrid, Navarra y País Vasco , son las que han dedicado más esfuerzo y dinero en investigación y desarrollo y también las que se aprovechan de los recursos y ayudas que el estado concede a la innovación. Muchas empresas no solicitan estas ayudas o bien porque las desconocen o porque conociendo de su existencia se asustan de la cantidad de papeleo que supone solicitar las ayudas y abandonan la intención de solicitarlas.
    Muchas de estas empresas son pymes “pequeñas y medianas empresas” que se encuentran muy dejadas y abandonadas y les gustaría invertir pero les da miedo y desconfianza de las ayudas. Sería conveniente que las Cámaras de Comercio o las diputaciones, les asesorase y de esa forma no se encontrarían solas.
    Si no invertimos en tecnología, nos veremos abocados a desaparecer porque seguro que otras empresas que si invierten nos ganarán cuota de mercado y cada vez las no inversoras tenderán a desaparecer.
    INNOVARSE O MORIR que cierta esta frase, si no buscamos nuevos mercados, mejoramos la tecnología, no seremos tan competitivos y morirá nuestras empresa. Tenemos que aprender de las comunidades vecinas Madrid, País Vasco y Navarra que hicieron los deberes y ahora son las que menos están sufriendo la crisis, las comunidades con menos tasa de empleo, las más competitivas y preparadas.
    Muchos piensan que invertir es gastar, que más lejos de la realidad, los países que invierten son los que más poder tienen. España tiene que destinar más fondos para innovación como hace Alemania, pero también son las empresas las que tienen que MOVERSE y TRABAJAR para no estar a la cola y para salvar esta crisis.
    Mónica Garcés Palacios, IES Jerónimo Zurita 1011B1D08

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado bastante esta entrada, y es que no es nada más y nada menos que la cruda realidad española. NO invertimos nada en desarrollo e innovación, empezando desde el Gobierno como bien reflejan los datos, hasta las propias empresas, que han pasado a una fase de tirar la toalla y mirar para otro lado intentando mantenerse con lo puesto. Y eso no puede ser.
    Un país sin inversión en I+D es un país que a largo plazo, va a ser un desastre o con una economía muy desfavorecida. Es muy preocupante los datos ofrecidos ya que en Europa somo como un cero a la izquierda en estos temas de inversión.
    Y todo esto, a parte de suponer un revés económico, supone que España sea un país poco atractivo y tengamos que tirar de apuestas por empresas extranjeras.
    Por otra parte es normal que Pais Vasco, Madrid y Navarra sean las que menos paro tienen, porque ''por casualidad'' son las que mayor inversión hacen en I+D+i.
    Esperemos que esto cambie con el paso del tiempo, y sobretodo hay que movilizar a las empresas para empezar a currar enserio, que es como se sale de la crisis.
    Mario Pardos Peco. IES Jerónimo Zurita (1011b1C21)

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente tal y como se dice en el artículo, estoy de acuerdo en que la inversión en tecnología por parte de las empresas está cayendo, sobre todo en las Pymes, pero para poder invertir en tecnología, como en cualquier otra cosa, hace falta dinero. Las entidades bancarias han cerrado el grifo a los créditos, para conseguir un préstamo ICO, un pequeño empresario tiene que avalar con sus bienes. Para poder optar a una subvención, primero tienes que pagar la inversión, y si el banco no te da el dinero… te hace entrar en un círculo del cual no puedes salir. Ante este panorama, el pequeño empresario prefiere no arriesgar la poca liquidez de la que dispone y emplear el dinero en pagar proveedores, nóminas e impuestos y esperar a que el panorama escampe.
    Se necesitaría una mayor información en las subvenciones, y principalmente que las entidades financieras facilitaran los préstamos y no pusieran tantas trabas. Esto, unido a más ayudas y avales por parte de los diferentes gobiernos e instituciones podría hacer que las Pymes salieran de la pasividad en la que están y pudieran invertir más.

    IguazelIESJeronimoZurita1011B1D20

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que gastemos en tantas cosas sin sentido, como son los 250.000€ que se han gastado en señales con la nueva normativa de trafico supuestamente para ahorrar energía y salvar vidas cosa que parece carecer de sentido cuando comparamos los datos de accidentes en España con la anterior normativa 120 kph, actualmente 110 kph, con Alemania, siendo que allí las autobahn carecen de límite de velocidad.
    Muchos se preguntan entonces ¿para qué tantas nuevas leyes polémicas e innecesarias? y que si no será para que discutamos de fumadores, límites de velocidad, etc. Mientras un sinfín de desastres tienen lugar en los presupuestos generales del estado como por ejemplo la irrisoria inversión en I+D+i que podría ser a medio plazo lo que crease puestos de trabajo, incrementase nuestro PIB, y fuésemos un país más eficaz y eficiente en cuanto a exportaciones se refiere.
    Si se invirtiera más en I+D+i crearíamos empleo contratando a personas que trabajarían en empresas que habrían podido, con unas subvenciones generosas, sacar nuevos productos al mercado, nuevas técnicas de producción etc. Entonces seriamos un competidor más para los países que idean nuevas técnicas de producción que maximizan los beneficios y también para los países que patentan el doble que España en estos momentos porque no se han cortado en invertir en educación e I+D+i.
    Claro que como he dicho anteriormente mejor no compararnos con países como Holanda, Suiza o como he dicho antes Alemania ya que si lo hacemos parece que nuestro sistema carezca de sentido alguno.

    Guillermoiesjeronimozurita1011B1E13.

    ResponderEliminar
  8. Este artículo refleja muy bien la situación económica en la que se encuentra España en la actualidad, ya que se encuentra en una posición muy baja en cuanto a los países con más tecnología y más innovación, también nos muestra una de las causas por las que España está en mitad de una crisis de la que es muy difícil salir. La realidad es que para obtener frutos y beneficios primero hay que trabajar y moverse intentando buscar soluciones, y por los datos de este artículo no es por lo que se están caracterizando las comunidades españolas. Pero esto no pasa en todas, es el caso de Navarra, País Vasco y Madrid, que no es casualidad precisamente que sean las comunidades españolas con menos crisis y mas empleos,en estas comunidades, la palabra invertir es apuesta de futuro en la que se obtienen beneficios a largo plazo, a diferencia de las demas comunidades, que piensan que invertir puede ser una pérdida por lo que no se arriesgan. Espero que para un futuro no muy lejano España se fije en paises como Alemania, que por algo está en una posición tan elevada en el sector económico.

    Carlos edu

    ResponderEliminar