domingo, 27 de noviembre de 2011

Guarderías: recortes y falta de plazas públicas

Otro curso más, miles de niños menores de 3 años se han quedado sin plaza en las guarderías públicas, que han sufrido recortes, de profesores y medios, como el resto de la enseñanza. El Gobierno y las autonomías han incumplido el Plan Educa-3, para construir 300.000 nuevas plazas infantiles públicas en 5 años: sólo se harán la tercera parte. Y con ello, las guarderías privadas, más caras, ya son mayoría en España. Con la crisis, muchas familias no pueden pagarlas y lo sufre la mujer, que deja su empleo para cuidar a sus hijos. Los niños y sus familias necesitan un Plan de choque de guarderías públicas, a salvo de los recortes.

enrique ortega
La educación infantil ha dado un gran salto en la última década, multiplicándose por cuatro: de 101.441 niños menores de 3 años escolarizados en 2000-2001 se ha pasado a 462.390 este curso, con un aumento del 7,6 %, el mayor en toda la enseñanza (+2,1% de media). El problema es que está mal repartida: la tasa de escolarización es mínima hasta 1 año (7,6%), baja en 1 año (27,6%), media en 2 años (44,8%) y muy elevada en 3 años (99,1%), donde superamos la media europea (77,2%), muy por encima de Alemania (88%) o Reino Unido (79,8%) y por debajo de Francia (100%).
Sin embargo, las plazas de educación infantil son insuficientes. Un estudio de la Universidad de Vic (2006) cifraba en 351.593 las plazas públicas necesarias para contar con una por cada tres niños. En 2007, el Gobierno Zapatero aprobó el Plan Educa-3, para crear 300.000 nuevas plazas de educación infantil entre 2008 y 2012, con una inversión de 1.087 millones, financiados a medias entre el Estado y las autonomías. Pero con la crisis, las autonomías no han puesto su parte y aunque Educación si ha aportado 100 millones cada año, sólo se han construido 71.000 plazas entre 2008 y 2010 (un 20%). La Comunidad Valenciana y Canarias son las que menos han construido ( 6%), seguidas de Murcia (12,8%), Galicia (16,8%), Asturias (17,8%) y Castilla y León (19,8%), construyendo más de la mitad sólo Castilla la Mancha (66,8%), Ceuta y Melilla (51,9%).

Pero ese no es el único problema. Además de construir nuevas escuelas infantiles, hay que mantenerlas, pagando profesores, gastos y material. Y los Ayuntamientos, que gestionan normalmente las guarderías públicas han sufrido los recortes de las autonomías, sobre todo este curso, donde se han reducido profesores, horarios  y material, sobre todo en Madrid, Valencia, Canarias, Castilla y León, Murcia, Baleares y Navarra. Y se han reducido las subvenciones (cheques bebé) a las familias.  

El resultado es que unos 100.000 menores de 3 años se han quedado sin plaza en las  escuelas infantiles públicas (25.000 en Madrid, 14.000 en la Comunidad Valenciana y 16.000 en Castilla la Mancha), según los sindicatos. Y los que han podido, han mandado  a sus niños a guarderías privadas, que son ya mayoría (4.122 de los 8.062 escuelas infantiles, un 51,12% cuando en el conjunto de la enseñanza, la privada supone el 32%).En varias autonomías gobernadas por el PP (en especial Madrid), se recortan presupuestos a las escuelas públicas y aumentan a las guarderías privadas y concertadas. Y se privatiza la gestión de las públicas, dando entrada a empresas de servicios y restauración, que ganan concursos por precio frente a cooperativas de profesores, en perjuicio de la calidad.

La mayoría de los padres que llevan a sus hijos a una guardería privada lo intentaron primero en una pública, según una encuesta de la OCU, que revela enormes diferencias de precios por autonomías y un coste de 200 euros más al mes en las privadas (sobre 400 euros mes). Las públicas, además de ser escasas y con horarios muy estrechos, no son accesibles a la clase media y media-baja, porque resulta difícil conseguir plaza ganando más de 15.000 euros anuales. Al final, un 35% de los encuestados deja a los niños en casa o con los abuelos (el 70% cuida a sus nietos). Y más con la crisis.

La falta de escuelas infantiles, sobre todo entre 0 y 2 años, es grave por dos razones. Una educativa: los alumnos de 15 años que han ido a preescolar obtienen notas de lectura 40% superiores a los niños que no, según un informe de la OCDE. Y tienen menos fracaso escolar. La otra razón es económica: las escuelas infantiles fomentan el trabajo de la mujer, que en España tiene más paro que el hombre y una de las tasas de actividad más bajas de Europa (un 48% son inactivas frente al 27% en Suecia, por ejemplo). Además, en España, un 23% de las mujeres con niños menores de 5 años han dejado su empleo para atenderlos, por la escasez de guarderías asequibles pero también por la escasa ayuda de sus maridos (somos el sexto país de los 32 países de  la OCDE donde menos ayudan los hombres en casa).

Un reciente estudio de la  OCDE denuncia que en España resulta difícil combinar trabajo y vida familiar: Y resalta que no hay suficientes guarderías fuera del horario escolar, pidiendo más ayudas públicas a la familia, para aumentar la tasa de natalidad (1,4 hijos por mujer frente a 1,74 de media en la OCDE) y el trabajo de la mujer. De hecho, España gasta poco en protección a la familia (el 0,7% del PIB frente al 2,3% en la UE).

El nuevo Gobierno ha prometido, en campaña electoral, “impulsar la educación infantil”. Habrá que verlo y si lo que se fomentan son guarderías privadas estilo “aparcamiento de niños”, caras y subvencionadas con dinero público, en vez de escuelas infantiles de calidad. Hacer un Plan de choque para construir las 150.000 guarderías públicas que faltan costaría 500 millones de euros. Es poco: la cuarta parte de lo que nos cuestan las TV autonómicas. Hay que volcarse en ello: es la semilla de nuestra educación y del empleo de la mujer. Dos puntos clave para salir de la crisis.

4 comentarios:

  1. Se podrían hacer recortes en muchos otros sitios antes que en sitios tan importantes e imprescindibles como son las guarderías públicas. Y digo importantes porque influyen en la educación de los niños. En las guarderías se divierten, conocen a otros niños, además muchos padres se preguntan dónde dejar a los niños si no hay plazas en guarderías públicas. Una opción es la privada, pero la mayoría de la gente no se la puede permitir debido a su alto precio, así que recurren a la opción mas fácil, dejarlos con los abuelos o bien que los padres(casi siempre la mujer)abandonen el trabajo para poder atender a sus hijos, lo que implica una disminución de sueldo o a veces abandono del trabajo, lo que hace que aumente el paro.

    Espero que el Gobierno cumpla con su promesa lo antes posible.

    Sandra Gracia Abad, IES Jerónimo Zurita 11-12 B1D.

    ResponderEliminar
  2. Realmente, es vergonzoso que mientras cada día se crean nuevos canales de televisión autonómica emitiendo telebasura, miles de niños no tengan plaza para poder escolarizarse, o que mujeres trabajadoras, tengan que dejar su trabajo para cuidar de su hijo aun teniendo problemas económicos.

    Nos estamos acostumbrando a ver en nuestro día a día a abuelos que se tienen que hacer cargo de sus nietos para que los padres de estos, tengan algo de dinero para poder alimentarse, y no pensamos que mientras esos niños se quedan sin escolarizar en las guarderías privadas sobran cientos de plazas que podrían estar ocupadas si no fuese porque su coste duplica al de cualquier guardería pública.
    Así esos niños que están siendo cuidados por sus abuelos, después del paso de 12 o 13 años tendrán mas posibilidades de fracasar escolarmente.

    En cuanto al Plan Educa-3 que prometió el Gobierno, nos podríamos dar con un canto en los dientes con las guarderías que han construido, ya que por la general, las promesas que se hacen en las campañas electorales, se quedan en el aire o peor aun, en el olvido.

    Las subvenciones que se dan a los Ayuntamientos para la sanidad y la educación son cada vez menores y a causa de ello hay niños sin escolarizar, mujeres en paro y cada vez más guarderías privadas; mientras que a los ex presidentes, se les mantiene un sueldo fijo de por vida, por haber hecho promesas en su campaña y más tarde haber provocado más de 4.3 millones de parados en España.

    Mi pregunta es; ¿Cómo vamos a deshacer los errores cometidos en el pasado, si no ayudamos al desarrollo de las nuevas generaciones que se harán cargo de nuestro país en el futuro?

    Verónica Ramos Pérez, IES Jerónimo Zurita 11-12 B1D

    ResponderEliminar
  3. Este tema me pone realmente nerviosa. No entiendo como se pueden subvencionar eventos taurinos o el mismísimo fútbol y que no se ocupen de temas tan importantes como la educación. ¿Como se puede llegar a un punto en el que haya tales recortes que niños se queden sin plaza en las guarderías? Enserio esto el Gobierno no lo debería de permitir, no sé,que recorten en cosas menos importantes, pero no en la educación. Al fin y al cabo los únicos que sufren son los padres por que no saben donde dejar a sus hijos.

    Pongamos el ejemplo en el que los padres no tienen una ayuda cercana familiar para que se ocupe del hijo, ¿qué se supone que deben hacer con el niño si no han coseguido plaza en una guardería?
    Respondo, tienen que buscar a una niñera o algo parecido para que se ocupe del hijo. Eso con los tiempos de crisis que vivimos es un gran gasto y lo peor es que como dice el texto los alumnos de 15 años que han ido a preescolar obtienen notas de lectura superiores a los niños que no, y tienen menos fracaso escolar, otra razón es que se fomenta el trabajo de la mujer, que en España tiene más tasas de paro que la del hombre.

    A ver si se hacen a la idea de que los niños que van ahora a la guardería son el futuro de España y si no se les ponen facilidades a los padres, vamos de mal en peor. También es necesario fomentar el trabajo del sector femenino que es de los mas afectados en esta crisis.

    Yo no se que pretende el gobierno o que idea tiene para devolver a España la luz y sacar a la población de este pozo sinfín…



    Yasmina Tchanque Boricó, IES Jerónimo Zurita 11-12 B1D

    ResponderEliminar
  4. No entiendo porque quieren hacer recortes en las guarderías,
    Eso es solo quitarles a los niños sus derechos a disfrutar de una infancia o como ha poder tener una minima educación. Si las guarderías las hacen privadas como pretenden ganar dinero si haciendo eso habrá muchas personas que preferirán dejar a sus niños en casa como es el caso de las madres, una familia no puede vivir con un solo sueldo por lo que no es razón que las mujeres abandonen el mundo laboral.
    Ahora con estos tiempos que corren no todo el mundo puede pagarse un establecimiento privado, por lo que es mejor que siga habiendo servicios publicos.

    11-12B1D

    ResponderEliminar