domingo, 29 de mayo de 2011

Espaldarazo legal al "boom" del juego online

El Gobierno y todos los grupos políticos se han dado prisa en aprobar, en menos de tres meses, la Ley que va a regular el juego online, que puede mover 1.000 millones de euros en España en 2012. Un negocio que lleva funcionando varios años de forma alegal, controlado por empresas multinacionales, y que ahora pagará impuestos, que irán a financiar a las autonomías y también al fútbol. La nueva Ley, más permisiva que en la mayoría de Europa, dará un empujón al juego online pero será difícil controlar un negocio dominado por multinacionales europeas que operan desde paraísos fiscales, como Gibraltar. Jugar por Internet será ahora una tentación con más opciones y con muchos riesgos.
www.enriqueortega.net
España es un país donde nos gusta mucho el juego, un sector que mueve cada año 30.000 millones de euros (un 3% del PIB) y genera 100.000 puestos de trabajo en bingos, casinos, tragaperras y casas de apuestas presenciales. Casi la mitad de los españoles (el 49,9%) participa en juegos de azar de manera habitual y el 92,4 por 100 de los mayores de 18 años ha jugado en alguna ocasión, según un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid. La mitad de los jugadores habituales (mayoritariamente hombres y de estatus social medio-alto) se gasta entre 6 y 35 euros al mes y los datos confirman que se juega más con la crisis.
En los últimos años, una parte creciente de este juego se hace por Internet, dado que en España hay ya 27 millones de internautas. A nivel mundial, el juego online, que lleva menos de diez años, movió 12.700 millones de euros en 2008, según H2 Gambling Capital. Un 41 % del juego online se mueve en Europa y dos tercios son apuestas deportivas (70% fútbol, 14% tenis y 10% baloncesto) y el resto póker (mueve 3.500 millones de euros)  y casinos online, aunque se apuesta por todo, hasta por los resultados electorales. Un nuevo negocio concentrado en diez empresas y dominado por tres multinacionales : la austriaca Bwin (patrocina al Real Madrid), la mayor del mundo, y las británicas William Hill y Landbroker.
España es ya el quinto mercado europeo de juego online (tras Francia, Alemania, Grecia e Italia) y se estima un negocio de 575 millones de euros en 2009, con 280.000 jugadores. Y eso siendo un negocio alegal (sin ley), donde las multinacionales llevan varios años captando clientes sin pagar un euro de impuestos en España y haciendo competencia desleal a las empresas españolas de juego, que tenían prohibido ofrecer juego online y hacer publicidad. Tal es así que Bwin paga 18 millones al Real Madrid por patrocinar sus camisetas, que es justo la cantidad que paga en impuestos por el Bingo Canoe de Madrid la española Codere, que ha llevado al Madrid y a Bwin a los tribunales.
Ahora, con la Ley del Juego online aprobada el 12 de mayo, las empresas que ofrezcan juego online tendrán que pagar impuestos en España. Por eso las prisas del Gobierno en aprobar la Ley, para recaudar más y para encontrar mejor un novio a Loterías del Estado, empresa que se va a privatizar un 30% en octubre (7.000 millones) y que será más fácil colocar ahora que puede ofrecer juegos online además de lotería (en exclusiva). La ley obliga a los operadores de juego a regularizar su situación con Hacienda en los últimos cinco años (con lo que ingresará dinero), pero los impuestos del juego online irán íntegros a las autonomías, que cobrarán trimestralmente por lo que jueguen por Internet sus residentes. La tasa es de un 25% de media sobre los ingresos netos (sin premios), más alta que en otros países (desde el 8,5% de Francia o el 15% de Gran Bretaña al 20% de Italia). Si se espera que el juego online mueva unos 1.000 millones de euros ya en 2012 y crezca exponencialmente, los ingresos para las autonomías podrían ser de 250 millones al principio y de 1.600 millones en unos años.
Pero con las apuestas online no sólo gana Hacienda y las autonomías. Los Clubs de fútbol ingresan ya 100 millones al año por patrocinio de empresas de juego online: Real Madrid (Bwin), Barcelona (Betfair), Valencia (Unibet), Málaga (William Hill), Español (Interapuestas), Sevilla (888.com)… Y sólo los partidos del Barça mueven en Betfair más de 120 millones €/año en apuestas. Ahora se va a fijar un porcentaje de retorno de las apuestas deportivas para los clubs y el deporte, que podrían reportarles 400 millones de euros al año. Y la publicidad del juego online, siendo alegal, reporta ya 50 millones de euros a los medios de comunicación.
Por todo ello, el juego online parece la nueva gallina de los huevos de oro, que ha llevado al Gobierno ZP a hacer una legislación de las más permisivas de Europa, donde es legal en 20 países (en 6, con monopolio del Estado) y se prohíbe en otros 7 (como en EEUU). El problema es cómo controlarlo, para evitar fraudes, evasión de impuestos y blanqueo de capitales, máxime cuando la mayoría de las multinacionales tienen su sede y sus unidades operativas en paraísos fiscales (Bwin y Betfair, en Gibraltar). Y como vigilar que no juegan los menores y los ludópatas (en España hay 40.000 personas que tienen prohibido el juego).
No se pueden poner puertas al campo y por eso había que legalizar el juego online. Además, servirá para ayudar a las maltrechas arcas del Estado y de las autonomías. Pero ojo: una cosa es el ocio sano y controlado y otra la adicción al juego, ahora más atractiva y fácil por Internet. Una gran tentación y más con la crisis. Hay que vigilarlo.

10 comentarios:

  1. Yo creo que la idea no es mala, ahora bien se tendría que estudiar mas detalladamente si es una medida viable el legalizar los juegos online. Digo esto, porque como muy bien expone usted en este artículo hay una serie de contras muy a tener en cuenta, esta claro que los beneficios serían muchos pera la economía pero se podría estar financiando un vicio al que este país es propenso.
    No solo esto sino que, desgraciadamente, me cuesta creer que se tomarán medidas realmente útiles a la hora de controlar esta actividad. No querría resultar tan pesimista a la hora de hablar, pero la experiencia que tengo al leer muchos artículos económicos me impide ser mas optimista.
    No se suele tener demasiado en cuenta aspectos que sin duda se lo merecen y esto al fin y al cabo nos terminan afectando a todos.
    Temo que se legalicen los juegos solamente por el hecho de que dudo que estudien bien los contras y que busquen soluciones lo mas fiables posibles, simplemente se centraran en la voluptuosa cantidad de beneficios que su legalización trae de la mano.
    En resumen, no temo a la medida, la cual me parece muy acertada, sino a los que la llevarán a cabo y los que prometen buscar medidas para controlarla.

    Noelia Díaz 1bto C

    ResponderEliminar
  2. Si el juego OnLine se hace legal como se pretende no creo que logren sacar ni el 50% de lo que tienen pensado, quizá si lo harán al principio pero la gente se ira dando cuenta de trucos para evitar pagar de más al hacer sus apuestas, ya que el que vive cerca de Andorra y fuma compra allí el tabaco, con los ordenadores aun es mas fácil que no hay ni que moverse de la silla para hacerte una cuenta de pago seguro por Internet y descargarte un programa para que la pagina web crea que estas apostando desde Gibraltar.
    Y las porras entre grupos de amigos siempre han existido, y no creo que creen una sociedad 12 amigotes en el bar para apostar con el partido del Barça – Madrid.
    Ademas un menor puede hacerse una cuenta de apuestas solo con tener a mano una tarjeta de crédito y una fecha de nacimiento falsa y esto desgraciadamente no se puede controlar con una ley para recaudar más,puesto que es este su fin.
    De todas maneras dado que nunca he visto nada semejante habra que esperar a ver resultados y pese a que me parece una buena iniciativa si las casas de apuestas tienen sus sedes en paraisos fiscales por algo será.
    Guillermoiesjeronimozurita1011B1E13

    ResponderEliminar
  3. Me parece bien esta nueva iniciativa para controlar el juego, pero no se como van a lograr controlar el fraude, los paraísos fiscales y sobre todo que los menores no lo tengan fácil para poder crear una cuenta y con ello poder jugar en Internet. Me ha chocado que en el artículo se diga que con la crisis se juega más, por una parte lo entiendo, si una persona tiene pocos recursos entiendo que juegue para intentar ganar algo de dinero, pero al igual que ganas también puedes perder y esa es una situación que ocurre más a menudo.
    Por otra parte que España sea el quinto país que más juega online también me ha chocado, me parece un puesto muy bajo para lo que veo alrededor, conocidos… Si ya me parece que los españoles se pasan de jugar online, como se diría vulgarmente “viciados al juego”, no me quiero imaginar países como Francia, Alemania, Italia, Grecia).
    De todas formas habrá que ver como evoluciona esta medida y darles un voto de confianza.

    Alicia Lorente (1011B1D14)

    ResponderEliminar
  4. Desde mi punto de vista, la iniciativa de ilegalizar el juego no es mala. Puede suponer unos ingresos positivos para el Estado, pero siendo razonables, no creo que consigan evitar que la gente siga jugando.
    Ya hay en muchos lugares en los que el juego es ilegal.
    Creo que en España, tal y como se dice en el artículo, el juego es una gran fuente de ingresos, y mucha gente juega a menudo. También sabemos que el juego llega a ser adictivo, por lo que las personas que están habituadas a jugar, no van a dejar de hacerlo porque se vuelva ilegal.
    ¿Acaso la gente no fuma droga?¿Acaso no se cometen delitos?
    Opino que la gente buscará maneras para continuar jugando, ya sea en la clandestinidad o refiriéndonos a Internet de miles de maneras distintas.
    Cuando se prohíbe algo, falta tiempo para que a la gente se le desarrolle el ingenio para burlar a la autoridad.
    Y de esta manera creo que el Gobierno acabará perdiendo más dinero que si el juego continuara siendo alegal.
    IguazelIESJeronimoZurita1011B1D20

    ResponderEliminar
  5. La legalización oficial del juego online me parece una iniciativa bastante buena. Es tomada como cualquier otro oficio donde se mueven cantidades importantes de dinero, como pueden ser el mismo caso de los casinos, que pagan sus impuestos y exceptuando el lugar de juego, el fin es el mismo. Con la imposición de la legalización en este sector se pueden recaudar grandes sumas de dinero en impuestos, como nombra en el texto, destinados a hacienda y las autonomías, y a los clubs de futbol (aunque estos ya obtengan su beneficio a través de la publicidad que llevan en sus equipajes).

    El tema de la publicidad de estas direcciones de apuestas online me parece algo negativo, ya que atraen a más personas a jugar. El objetivo que buscan lo cumplen (el atraer a más clientes que se dejen el dinero en esas apuestas) pero no es un factor óptimo para la sociedad, ya que puede ser muy adictivo y muchas personas acabar siendo dependientes del juego, o incluso la participación de menores (que ya la hay) en este tipo de sitos web. Por estas razones yo eliminaría la publicidad de este sector como por ejemplo se han eliminado la publicidad relacionada con productos alcohólicos o tabacos.

    Esto se liga también con las difíciles restricciones a menores y a ludópatas a estas direcciones. ¿Cómo se podría conseguir? Una de las formas es imponiendo barreras más costosas de sortear para entrar en la página, siendo más exigentes con los requisitos para crear una cuenta que le de la libertad de apostar, o bien limitando el número de apuestas por semana o mes. Pero esto es muy poco probable que funcione, ya que desde la pantalla del ordenador nadie te juzga si puedes hacer o no algo, ya que no son conscientes si eres tú realmente o no. Estas medidas de seguridad serían inseguras.

    AndreaIESJerónimoZurita1011B1D19

    ResponderEliminar
  6. Yo lo veo bastante bien, asi el estado recibe dinero extra, con respecto a los clubes de futbol y todo estos no les daba ni un centimo, que ya son unas mafias y les sale el dinero por las orejas, un poco de "calderilla" no les importará.

    Respecto a la seguridad hacia niños y ludopatas lo que se podria hacer seria restringir el numero de veces que se puede jugar por ip y eso no lo frenaria del todo, pero ayudaria bastante

    Víctor Gil, IES Jerónimo Zurita 1011B1C15

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. La legalización del juego online estaría bien ya que esta medida aportaría muchos beneficios para nuestra economía y eso no nos vendría nada mal, pero por otro lado como bien dice el artículo España es un país donde a la gente le gusta mucho el juego entonces no se si sería buena idea pues la gente lo tendría más fácil ya que el juego engancha y esto es un gran inconveniente. Pero el estado podría buscar alguna manera de evitar que jueguen los menores y los ludópatas aunque es muy difícil.
    Por otro lado no me parece bien que las multinacionales ganen tanto dinero de forma ilegal y luego no paguen ningún impuesto ya que eso no sería justo para las empresas españolas que siguen las normas.
    Además en época de crisis es normal que la gente juegue para intentar conseguir más dinero.
    Andrea Garcia 1011b1D09

    ResponderEliminar
  9. La legalización del juego on line es algo que en principio beneficiaría al Estado ya que dichas empresas tendrían que pagar hacienda y eso haria que nos beneficiaríamos todos y no unos pocos como suele ser lo habitual.
    Por contra el poder acceder a internet todo tipo de personas sean menores o no provoca que podrían acabar jugando menores de edad con el peligro que conlleva la adicción al juego.
    Sara Montañes 1011b1E16

    ResponderEliminar
  10. Lo que se requiere es educar y capacitar a las personas para trabajar en la producción y el intercambio de bienes y servicios útiles para todos.
    Hay demasiada ignorancia y el fanatísmo por el juego solo ha provocado pleitos, divorcios y hasta suicidios de aquellos que apuestan y pierden hasta sus casas.
    No se trata de fomentar lo que en parte da lugar a crisis y burbujas financieras, sino de entender que el dinero debe der para intercambiar bienes y servicios y no ser una mercancía más, y menos un medio para hacer apuestas y perder en los casinos, las loterías y las especulaciones de todo tipo.

    ResponderEliminar