miércoles, 7 de diciembre de 2011

Ocio sí, pero barato (o mejor, gratis)

Media España está de puente, la que pueden porque no están en paro o con el sueldo y la pensión congelados. A pesar de la crisis, los españoles no perdonan las escapadas, aunque menos días y gastando menos. El resto del ocio se reparte entre ver la televisión y engancharse a Internet, para bajarse música, películas o juegos y estar en las redes sociales. Baja la lectura, ir al cine y al teatro, aunque suben los museos. En general, domina el ocio low cost y a ser posible gratis. España gasta menos en ocio que el resto de Europa, por la crisis y porque trabajamos más horas. Pero es una de las industrias con más futuro.

enrique ortega
A pesar de la crisis, los españoles no renuncian a las escapadas de puentes y fines de semana: un 55% realizan dos o tres viajes de ocio al año y el 17% más de cuatro veces, según Muchoviaje. Son los que tienen trabajo y consiguen ahorrar, ya que un 26% de las familias no llegan a fin de mes, según el INE. Y  un 38,8% no pueden permitirse vacaciones ni una semana al año. En general, la crisis ha cambiado las escapadas: son más cortas (cogemos la mitad del acueducto) y con menos gasto, como las vacaciones. Pero aun así, los hosteleros estiman en 100 millones extras los ingresos de un puente, que la patronal CEOE quiere suprimir.

Los españoles prefieren reducir gastos en casa (luz, gas, teléfono, ropa, coche) antes que quedarse sin salir. Y cambian sus hábitos de ocio, gastando menos fuera de casa. Con ello, ha aumentado el consumo de televisión y de Internet, se han reducido las comidas y cenas fuera de casa y las salidas al cine y al teatro. Y con la Red, se busca ocio a bajo precio o gratis, desde museos a conciertos, teatros o restaurantes. Y crece la piratería, que mueve ya 11.000 millones de euros al año, sobre todo en la música, los videojuegos y el libro digital.
La televisión se lleva la mayor parte del ocio: 262 minutos diarios en noviembre (más de 4 horas) y creciendo, con lo que España es el tercer país europeo que ve más TV, tras Italia 309 minutos) y Portugal (265). Los domingos sube el consumo (256 minutos) y baja los viernes (224), siendo aragoneses y andaluces los que más la ven. Y como somos más caseros, también ha crecido la TV de pago (+4,2%), por el fútbol y las películas.

Internet es la otra estrella del ocio, con el 59% de los hogares conectados a la Red y 22 millones de internautas. Nos gastamos 617 millones al mes en la conexión a Internet, 24 € por hogar.  Entre los jóvenes, Internet ya ha superado a la TV, siendo España el 5º país europeo en consumo de Internet (13,6 horas semanales) y el país líder en Europa, junto a Luxemburgo en Internet móvil : la mitad de los internautas se conectan a través del pincho del portátil o de su móvil. El 80% de los internautas se conecta para entrar en redes sociales (28 millones de cuentas españolas en Twitter, 16 millones de usuarios en Facebook y 12 millones de jóvenes que acceden a Tuenti). Y después, se usa la Red para ver TV, vídeos o películas (46%), leer noticias o hacer búsquedas( 40%) , escuchar la radio (34%), y juegos (24%): un tercio de los españoles consume videojuegos, una industria que mueve ya más que el cine y la música juntos (aunque dos tercios son piratas).

Tras ver la tele, entrar en Internet y los videojuegos, el ocio cultural de los españoles se concentra en escuchar música (84%), leer (58%) o ir al cine (49%), según la última encuesta de Cultura. En música, el formato digital ganará en ventas al físico (CD, cassetes) en 2012, aunque los usuarios apuestan por la piratería (98% del mercado). En los libros, hay muchísima oferta (80.000 libros editados en 2010), pero caen las ventas (-7% en 2010 y más este año), porque sólo la mitad de los españoles leen un libro al año (los demás, ni eso). Eso sí, crecen las ventas de libros electrónicos (+40% en 2010), pero sólo representan el 2,4% de las ventas (y es que sólo un 3% de españoles tiene un e-reader), con un 50% del mercado pirata.

Los cines están cada vez más vacíos: el 55% de los españoles no va nunca y de los que van, la mayoría (15,7%) lo hace menos de 5 veces al año y un 10% sólo una vez al mes. Y eso que una de cada 7 entradas son rebajadas. La mayoría prefiere ver el cine en casa, la mitad en el ordenador, descargándose películas gratis tres de cada cuatro internautas, con la piratería devorando el 76% del mercado. Lo que aumenta es la asistencia a espectáculos (3 de cada 10 con entradas gratuitas), aunque bajaron un 10% los espectadores del teatro en 2010. Y crecen también las visitas a museos (30% españoles), aunque un tercio han ido gratis.

Al final, el gasto en ocio es 1.976 euros por familia al año, la quinta partida del presupuesto familiar (6,6%), tras lo imprescindible: vivienda (30% del gasto), alimentación (14,4%), transportes (12,4%), hoteles y restaurantes (9,1%). Un gasto que ha caído poco con la crisis (era el 6,9% en 2006), aunque España gasta menos en ocio que la media europea, porque ganamos menos y porque trabajamos más horas. Pero el futuro apunta a que crecerá el ocio (más jubilados que viven más años) y la industria cultural, que mueve ya 30.000 millones, el 3% del PIB (tiene más peso que la agricultura o la energía). Sobre todo por la industria de contenidos para Internet. Pero tenemos que cambiar el chip del gratis total y la piratería. Pensar que el ocio y la cultura hay que pagarlos, para que sobrevivan con calidad. Es una cuarta parte de nuestra vida.

2 comentarios:

  1. El ocio es la segunda actividad más importante de mi vida. Ya sea por tiempo o por necesidad, solo le superan los estudios. Por mi humilde opinión y mi experiencia puedo decir que es totalmente correcto lo mencionado en este artículo.

    Los españoles, y por la parte que me toca, los jóvenes abusamos de los bienes y servicios de precio reducidos y si es posible gratis, que los hay pocos, y si los hay, suelen ser ilegales. Poniendo el ejemplo del cine, y más concretamente de la piratería. No nos damos cuenta que esta situación, no en este momento, pero si en un futuro próximo, tiene que estallar de alguna forma. Las consecuencias que esta acarreando para el cine son muy graves. Y quizás es ese el problema de tantas quejas y criticas que se llevan por ejemplo las películas españolas.

    El ocio es uno de los apartados más importantes de nuestras vidas y por ello debería de ser bien pagado. No es necesario consumir más, o cambiar nuestros gustos, simplemente pagar de una forma justa para que ese bien que estamos pagando pueda mejorar, y que por lo tanto en un futuro inmediato, si lo queremos volver a adquirir, paguemos un bien mejor.

    JOEL CASADO GONZALEZ
    B1º D IES JERÓNIMO ZURITA

    ResponderEliminar
  2. Hola Economía a lo claro,

    Totalmente de acuerdo con "Joel Casado", el ocio es uno de los apartados más importantes en nuestras vidas, en el cual gastamos tiempo en buscar la mejor alternativa.

    Si es cierto que que hay pocos bienes y servicios de precio reducido, pero los hay. Como ejemplo en www.subastadeocio.es, una forma diferente y divertida de poder elegir el precio que queramos pagar por nuestras actividades de ocio.

    Saludos

    ResponderEliminar