domingo, 31 de julio de 2011

Vacaciones más cortas y gastando menos

Más de la mitad del país está de vacaciones, bien merecidas a pesar de lo que diga la canciller Merkel: los españoles tenemos parecidas vacaciones al resto de Europa, aunque durante el año trabajamos más horas y cobramos menos. Y como la crisis sigue ahí, también afecta a nuestras vacaciones. Los datos hablan de que este verano, el tercero de la crisis, vamos a gastarnos un 15% menos que el pasado y que saldremos menos de España. Eso sí, como dos de cada tres españoles no renuncia a las vacaciones, serán más cortas y gastaremos menos. ¡A disfrutarlas ¡
www.enriqueortega.net
En mayo, la canciller Merkel quiso ganar votos alemanes atacando a la Europa del sur (España, Portugal y Grecia), porque tenían más vacaciones, trabajaban menos y se jubilaban antes que el resto de los europeos. Pero no es cierto. Empezando por la jubilación: la edad efectiva de retiro en Alemania son los 62,2 años mientras en España nos jubilamos a los 62,3 años y en Portugal a los 62,6 años. Y en las vacaciones, si bien Alemania tiene menos vacaciones sobre el papel (20 + 10 festivos= 30 días) que España (22+14 festivos= 36 días), Portugal (35 días) o Grecia (37 días), la realidad es que en.net la negociación colectiva, los trabajadores alemanes pactan  una media de 30 días de vacaciones, que con 10 festivos suman 40 días, más que la mayoría de los trabajadores de la Europa del sur.
En cuanto a los horarios, la última estadística de Eurostat (2010) habla de que los alemanes trabajan 40,6 horas a la semana, sólo 12 minutos más que España (40,4 horas) y casi lo mismo que Portugal (40,2 horas) o Grecia (40,5 horas). Pero si cogemos los datos de la OCDE (2009), los españoles trabajamos 1.653,8 horas al año frente a 1.389 horas los alemanes (y 2.119,3 los griegos). Y si tomamos la jornada realmente pactada en los convenios (Eurofound 2009), en España se trabajan 1.720,4 horas al año frente a 1.655 horas en Alemania (y 1.719 en Portugal o  1.816 en Grecia). En definitiva, que tampoco es verdad que trabajemos menos. Baste un ejemplo: los trabajadores españoles que hacen en Zaragoza el Opel Corsa trabajan 223 días al año (38,5 horas a la semana) y sus compañeros alemanes de Einsenach, que montan el mismo coche, trabajan 3 horas menos, 220 horas al año (38 horas/semana).
Eso sí, los sueldos españoles son la mitad: el sueldo bruto anual en Alemania es de 40.914 euros, frente a 21.500 € en España o 17.500 € en Portugal (Eurostat 2008). Eso se debe a que Alemania tiene una industria más competitiva, con más peso tecnológico y exportador, y con más productividad. Por eso, para intentar compensarlo, trabajamos más horas.
Con la crisis, los salarios de los que mantienen su empleo se han moderado  y el hecho es que más de 6 millones de trabajadores (un 35,4%) cobran menos de 1.000 euros al mes, o sea que no llegan ni a mileuristas, según la Agencia Tributaria. Si a ellos les sumamos los 11 millones de españoles que tienen sus ingresos congelados (3 millones de funcionarios y 8 millones de pensionistas) y los casi 5 millones de parados, entenderemos que 22 millones de españoles “tengan crudo” tomarse vacaciones este año, en el tercer verano de la crisis.
Al final, la mayoría opta por escaparse unos días, tirando de la hucha (sigue bajando el ahorro), aunque con menos presupuesto, porque también  las subidas de precios (luz, gas, butano, carburantes, autobuses interurbanos…) les han comido parte de los ingresos. Este verano, los españoles destinarán entre un 15 y un 20% menos de dinero a viajar, según estimación de las agencias de viajes. Unos 1.789 euros de media por familia, según el barómetro Ipsos-Europ Assistance, frente a 2.145 euros de media de los turistas europeos. Y por eso, haremos unas vacaciones más cortas: una semana los que antes estaban 10 días y diez días los que antes veraneaban dos semanas.
Menos gasto, menos días y más vacaciones dentro de España para el 85-90 % de los españoles. La mayoría vamos de vacaciones en coche (76%, frente a un 7% en tren y un 10% en avión), a la costa andaluza y mediterránea, a Baleares o a Galicia, y más a apartamento que a hoteles, donde ha caído la demanda de españoles, que aprovechan la bajada este verano en los alquileres de casas y apartamentos (entre un 3 y un 5%). Eso sí, está aumentando el turismo interior, más barato, y “la vuelta al pueblo” para los que tienen menos presupuesto.
Este verano, los españoles y los británicos son los únicos europeos que van a gastar menos en sus vacaciones, mientras gastarán más los alemanes, belgas e italianos. Pero dos de cada tres españoles no las perdonamos (un 65% saldremos de vacaciones, 6 % más que en 2010), casi  como el resto de europeos (66% toman vacaciones, un 2% más este año). Aunque vayamos más cerca, estemos menos días y gastemos menos. El caso es salir, cambiar de aires y olvidarnos por unos días de la crisis. Con permiso de la canciller Merkel.
¡Felices vacaciones¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada