lunes, 3 de junio de 2013

Exportaciones regular, turismo mal


El Gobierno Rajoy presume sin parar de nuestras exportaciones, de que crecen más que las europeas. Y es verdad. Lo que no dice es que llevan quince meses al ralentí, creciendo la quinta parte que antes. Que han caído las ventas a Europa. Y que las exportaciones benefician sobre todo a 6 regiones y 137.000 empresas (de 3,2 millones): el resto se ahoga con la recesión interna. Lo mismo pasa con el turismo: el Gobierno publicita el récord de turistas extranjeros pero no habla de la fuerte caída del turismo interior, que ha provocado ya quince meses de recesión en el sector turístico, con EREs y cierres, tras haberse perdido uno de cada cuatro empleos. En exportaciones y turismo, el problema es la recesión en Europa y España, que frena ventas y  viajes. Y que el Gobierno ha recortado drásticamente ayudas a dos sectores claves para salir de la crisis. Menos triunfalismo y más apoyos.
enrique ortega

Las exportaciones, el motor que evita que la economía caiga más (al -3%), se ha gripado en los últimos quince meses, creciendo sólo un 3,9% en este primer trimestre (tras crecer un 3,8% en 2012), la quinta parte de lo que crecieron en 2010 (+16,8%) y 2011 (+15,2%). Y siguen cayendo nuestras ventas a Europa (-2% en el primer trimestre, tras caer un -1,3% en 2012): caen las ventas a 14 de los 26 países UE, sobre todo a nuestros principales clientes: Francia (-5,8%), Alemania (-0,9%), Italia (-1,1%) o Portugal (-5,4%). Y caen por primera vez las exportaciones de Cataluña (-2,8%), mientras llevan 15 meses cayendo las de Euskadi (-4,4%).

Son las sombras, pero también hay luces. Primera, que las exportaciones españolas son las únicas que crecen en Europa (-3,2% UE27, -4,1% zona euro, -4,2% Alemania, -5,4% Francia), debido a la fuerte recesión interna y al sacrificio salarial de los trabajadores: cuatro años de caída de costes salariales en España (un 25% inferiores a Europa) y único país europeo que rebajará sus costes laborales en 2013 (-0,3% frente a +0,7% en la UE). Segunda, que crecen mucho las exportaciones fuera de Europa (+ 8,9% a Latinoamérica, +26,8% a Brasil, + 22,5% a Asia, +13,7% a China, +58,9% a Oriente Medio). Y tercera, que hemos recortado drásticamente el déficit comercial (de -100.015 millones euros en 2007 a  -16.000 previstos este año), aunque no ha sido tanto por crecer las exportaciones como por haberse desplomado las importaciones, las compras fuera. Algo bueno, pero que tiene un lado negativo: las compras fuera de maquinaria (-7,6%) y bienes de equipo (-11,5%) son “la gasolina” de una futura recuperación de nuestras empresas.

Exportar es clave porque asegura ventas y empleo. Y más con la tremenda recesión interna. Pero en España, las exportaciones sólo benefician significativamente a 6 regiones, aquellas donde el peso de la exportación es significativo en su economía, como analiza el economista Nino Becerra: Navarra (38% de su PIB viene de la exportación), Murcia (31,8% PIB), País Vasco (30,7%), Cataluña (29,3%), Galicia (29%) y Aragón (25,1%), por encima media España (21%). Y ayuda poco a regiones con escaso peso del sector exportador: Baleares (3,8%), Canarias (5,9%), Extremadura (9,3%), Castilla la Mancha (11,7%) y Madrid (14,1%). Además, de los 3,2 millones de empresas que hay en España, sólo 136.973 exportaron en 2012. Y de ellas, sólo 32.500 lo hacen regularmente (4 años seguidos).

Para este año, las exportaciones españolas tendrán complicado crecer, porque persiste la recesiónen Europa y apenas mejorará el comercio mundial (+3,3% frente al +2,2% en 2012). Sin embargo, España tiene margen para exportar más: exportamos la mitad que Italia, con una economía similar, y porcentualmente menos que Bélgica y Holanda, más pequeñas. Y  la exportación aporta un 21% al crecimiento (PIB), cuando en Europa es el 34% (y en Alemania el 43%). O sea, se puede y se debe exportar más. Para ello, hace falta primero  más financiación: no hay financiación privada (ni avales) para exportar y del crédito oficial (ICO) disponible para exportación, sólo se había concedido hasta marzo el 1,3% (53 millones de 4.000). Eso es o porque se piden muchos requisitos o porque es muy caro. Otro requisito es tener ayudas y el Gobierno Rajoy ha hecho todo lo contrario: ha recortado en 100 millones los programas para internacionalizar nuestras empresas y ha reducido a la tercera parte (sobre 2008) el presupuesto del ICEX (agencia estatal de promoción exterior).

Pero no todo es dinero. Hace falta apoyar más a las empresas con información sobre oportunidades de exportar (faltan oficinas comerciales en Latinoamérica y Asia), más formación y asesoramiento a pymes (sólo 11% empresas de alimentación que exportan tienen delegación fuera), exportar productos con más valor añadido (la mayoría de nuestras exportaciones son productos de tecnología baja y media, que compiten sobre todo por precio) , ampliar el abanico de empresas exportadoras y que exporten más (el 4% exporta el 90%), y seguir diversificando mercados (todavía, el 68,9% de nuestras ventas van a Europa).

En turismo pasa un poco lo mismo: el Gobierno echa las campanas al vuelo con el récord de turistas extranjeros (14 millones hasta abril, un +2,5%), que gastaron un 7,5% más, pero se olvidan decir que el turismo interior, la mitad del negocio del sector, sigue cayendo, como se vio en Semana Santa. De hecho, la actividad turística cayó un -3,2 % en el primer trimestre (la economía un -0,5%), según la patronal Exceltur, tras una caída del -1,6% en 2012. Y estiman que el turismo volverá a caer en 2013, un -1%, por la nueva caída del turismo interior, que, con la recesión, huye de los hoteles y de viajar. Por eso, no han cesado los EREs, despidos y cierres de empresas turísticas, tras haberse perdido 611.441 empleos entre 2008 y marzo de 2013, uno de cada cuatro empleos del sector, la primera industria española (11% PIB).

La industria turística ha tratado de superar la crisis con una guerra de precios que ha deteriorado más sus resultados. Ahora, se quejan de los efectos negativos de la subida del IVA y las tasas aeroportuarias (+10,2% en 2012 y +8% en 2013, aunque Fomento ha prometido menores subidas para 2014 y 2015), que han provocado ya, junto a la recesión, una drástica caída de pasajeros (9 millones menos entre julio 2012 y marzo 2013), en un país donde 3 de cada 4 turistas llegan por avión. Y de la escasa atención del Gobierno al sector, tras aprobar un Plan Nacional de Turismo 2012-2015 muy rácano: destina 438 millones al año al sector, 1 euro por cada 100 euros que aporta el turismo en divisas. Y el turismo tampoco se ha librado de los recortes del Gobierno Rajoy: las ayudas al turismo han pasado de 776 millones en 2010 a menos de la mitad en 2013 (330,62 millones).

España es la cuarta potencia turística del mundo (tras Francia, EEUU y China), pero el sector necesita financiación y ayudas para sortear la crisis y afianzar su futuro, recuperando empleo. Tiene que ajustar su oferta (con recortes y fusiones), mejorar su formación y tecnología (gestión activa de tarifas), renovar instalaciones y ofertas, diversificar fechas (desestacionalizar) y buscar nuevos mercados: 9 de cada 10 turistas son europeos y queda mucho por hacer en Asia y Latinoamérica, mejorando la política de visados (una rémora).

En ambos casos, exportaciones y turismo, la clave es salir de la recesión, en Europa y en España, para que se reanimen las ventas y los viajes. Pero al margen de la coyuntura, son dos sectores clave para salir de la crisis y afianzar el empleo futuro. Por eso hay que volcarse en ellos, con financiación, ayudas y medidas para conseguir empresas más competitivas. Menos triunfalismo, menos recortes y más apoyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada